Strange Culprits presenta su álbum homónimo

El bajo es el instrumento que inicia el ritmo premonitorio de lo que escuchaemos durante 9 temas en lo nuevo de la banda liderada por Jason Buckingham. Strange Culprits, la banda californniana de rock, presenta su nuevo disco homónimo, el cual está dotado de una gigantesca cantidad de guitarras semi distorsionadas y bajos poderosos.

El disco comienza con el enigmático y etéreo tema llamado “Moonlight”, en donde Buckingham deja entrever su gran capacidad como showman y vocalista. A pesar de que es un tema repetitivo y poco inventivo para sus largos 5 minutos, es un tema que se deja escuchar sin hastío hasta el final gracias a la gran producción detrás de la música, la cual va dirigida por la misma banda.

A ésta le sigue “When You’re Away”, un tema un tanto repetitivo y aburrido en comparación con el despliegue musical y estilístico del tema que abre el álbum. Esto sucede con gran parte del disco, el cual parece perderse en una suerte de automatismo musical, quizás en 3 partes del disco, y sin ánimos de ir hacia una búsqueda más original y prometedora.

En “Fades Into”, antepenúltimo tema, la banda parece tomar una especie de vuelo hacia un territorio parecido al que ya nos presentaba en “Moonlight”, lo cual se agradece, pues a pesar de que es un tema lento y con un carisma más al estilo de Nick Cave, el disco toma una fuerza invaluable.

El álbum cierra con “Concrete in the Rain”, un tema que comienza melodioso, con un arreglo orquestral que desentona totalmente con el resto de la música que está en el álbum, y que por sí solo hubiera funcionado a la perfección, pues no es un mal tema, pero que no encuentra adherirse a la cohesividad, si bien sutil, que consigue el resto del disco.

“Strange Culprits” es un disco que puede escucharse, apreciarse, pero que después de todo es un disco transitorio que no dicta ningún tipo de dirección y que no refleja ningún tipo de atrevimiento por parte de la banda.

Close

Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: