You are here
Home > SERIEmente > SERIEmente: Les Revenants (2012)

SERIEmente: Les Revenants (2012)

SERIEmente Les Revenants

Gendarme: Los vi. Había cien de ellos, tal vez más.

Pierre: No se preocupen. Probablemente están más asustados que nosotros.

(S01E08 – “La Horde”)

Imagina que vives en un pequeño pueblo y que un día cualquiera, sin mayor explicación, te encuentras desorientado, como si acabaras de despertar. Aun así, eres capaz de reconocer vagamente algunas cosas, entre ellas, la casa donde vives. Llegas e intentas abrir la puerta, pero no tienes la llave. Qué extraño. Entonces tocas varias veces, esperando que algún miembro de tu familia se percate de tu presencia, pero nada sucede. Por unos minutos no sabes qué pasa ni qué esperar. Finalmente, la puerta se abre y tu madre (o tu padre, o tu hermana o tu abuela) está ante ti, víctima del pánico, con la boca abierta e incapaz de reaccionar. Luego, un grito de espanto (o de horror, o de alegría, o ambas cosas juntas) te hiela la sangre…

Porque estabas muerto, pero no lo sabías.

Y ahora quieres regresar a tu vida de siempre, pero todo ha cambiado. Demasiado.

Lena y Camille… ¿gemelas? Aquí pasa algo raro.

Esta es, más o menos, la premisa de Les Revenants (en francés, “los fantasmas” o “los revividos”), una curiosa serie francesa basada en la película del mismo nombre del año 2004 (They Came Back, como se le tituló en inglés) y cuya primera temporada sorprendió muy agradablemente a la crítica. Todo comienza en Annecy, un lugar tranquilo situado entre montañas y cercano a una moderna represa cuyas aguas se han tragado un antiguo pueblo en ruinas. Como en cualquier otra población, hay gente que nace y gente que muere, algunos hace ya bastantes años. Sin embargo, esto no es impedimento alguno para que regresen todos al mismo tiempo. Los que vuelven tratan de buscar una explicación, para solo conseguir con que ya nada es como antes. Algunos fueron llorados y enterrados, otros fueron olvidados, pero el asunto es que ya no deberían estar allí. Después de todo, la vida sigue y ya sea de manera natural o trágica, es sabido que todos mueren al final… ¿o no?

Camille, fallecida en un accidente de bus 4 años antes, junto con otras 36 personas, se aparece en la que era su casa disculpándose por haber llegado tarde, añadiendo que está hambrienta y que quiere comer algo. Sus padres están mudos al verla, pero tratan de disimular, cosa que su hermana Lena no puede hacer. Ambas eran gemelas, y lo compartían todo… hasta ahora. Simon, un adolescente desgarbado y distraído, busca a su novia Adèle, pero ya ella ha rehecho su vida con alguien más. Julie, víctima de una terrible agresión años atrás y que casi le cuesta la vida, debe volver a recordarlo todo cuando se entera que su atacante está vivo otra vez. Victor, un niño un tanto misterioso y callado, trata de saber de sus padres, pero ignora que ha estado muerto desde hace, quizás, demasiado tiempo. Cada una de estas historias, impactantes por igual, se suceden y entrelazan con implicaciones que no podemos prever y que, eventualmente, llegarán a un clímax donde ambos bandos tratarán de convivir pacíficamente, pues lo contrario podría significar el advenimiento de cosas aún peores.

Victor: si este niño se me apareciera de noche, no dormiría más nunca.

El tema de la inmortalidad, así como el de la resurrección, son increíblemente polémicos. Ambos transgreden nuestras creencias y nos aceleran la imaginación de una forma vertiginosa. Son también parte fundamental de la gran mayoría de los códigos religiosos del mundo y seguidos por millones de personas. Quizás fue esta la idea que prendió en la mente de Fabrice Gobert cuando concibió esta serie: el retorno de la muerte de seres humanos, queridos o no, causa una violenta impresión psicológica y trastoca nuestros dogmas y credos. Y si agregamos que, esos que vuelven, lo hacen sin haber cambiado físicamente un ápice respecto al tiempo o momento en que “murieron”, añade un plus perturbador y de marcada aprensión a la ya, de por sí, mórbida historia. Les Revenants, como relato, bien podría clasificarse dentro del género del terror, con la particularidad que sus personajes no son monstruos. Son gente sana, de buen aspecto, pero para quienes los han visto sin vida o fallecidos en trágicos accidentes, no basta con eso. En sus mentes ya son aberraciones, quimeras que no son compatibles ni con ellos ni con sus vidas actuales, y este es tal vez el punto álgido de dicho drama: la imposibilidad de unos de regresar a sus vidas, y la de otros, de aceptarlos.

Les Revenants, producida por la francesa Canal+, se estrenó en 2012 con 8 trepidantes episodios -todos ellos soberbiamente ambientados y magníficamente producidos-, luego de lo cual fue aparcada por los siguientes 2 años. Finalmente, la noticia es que regresó en 2015, reanudándose la trama 6 meses después de los hechos acaecidos en el episodio anterior. Mención aparte merece la maravillosa banda sonora de la serie, producida por los escoceses Mogwai, quienes, en su momento lanzaron un EP comprensiblemente llamado “Les Revenants” (2013) y que condensa los sublimes y misteriosos tracks instrumentales que se pueden disfrutar con cada episodio. Una obra de la calidad de Les Revenants ganadora de un Emmy Internacional en 2013 a la Mejor Serie Dramática con acertados guiones, inteligente manejo del tempo, hermosísimos paisajes y notables actuaciones, tiene, sin embargo, un punto flaco: la insoportable espera en pos de su continuación, si es que existe alguna. Solo hasta entonces, reviviremos.

 

 

FICHA TÉCNICA: Les Revenants (2012)

Creador: Fabrice Gobert

Productores: Jimmy Desmarais, Matthew Carnahan, Caroline Benjo

Género: Drama, misterio, ficción

País de origen: Francia

Temporadas: 2 (16 episodios, final abierto)

Cadena emisora: Canal+

Puntuación IMDb: 8,2 de 10

Top
A %d blogueros les gusta esto: